Texto y fotos: Yosareth Moreno

Durante el sábado y la madrugada del domingo 5 de mayo, el bosque de Cerro Gordo, ubicado en el Pueblo Mágico de Valle de Bravo, congregó a miles de asistentes –en su mayoría jóvenes- que no pararon de bailar bajo el hipnotizante sonido de los más de veinte grupos y dj’s que le dieron vida a la segunda edición del Festival Bravo: Electrónica & Outdoors.

Al aire libre y en un escenario rodeado de naturaleza, Beduin, Black Merlin, Casa Negra, The Magician, entre otros, configuraron un mosaico multicultural, en donde se podían escuchar desde exquisitas mezclas a través de samplers y sintetizadores, hasta magistrales ejecuciones de instrumentos como guitarra, bajo y batería.

En este festival también hubo performance y artes escénicas que pudieron disfrutar las familias que se dieron cita; además, se ofreció comida en food trucks y una variada barra de bebidas, las cuales animaron a los seguidores de la música electrónica que arribaron de varios estados de la República Mexicana.

Con este evento, Valle de Bravo trata de ganarse un lugar en el top de sedes para la realización de festivales alternativos, que además incentivan al turismo y desarrollo de la región.

Sigue a Festival Bravo en sus redes sociales: