Texto: editorial VdeB

La falta de abastecimiento de gasolina ha puesto de cabeza a varias ciudades de la República Mexicana. Con estos tips podrás ahorrar y optimizar tu consumo de gasolina, sigue estos consejos en tu día a día más allá de sólo aprovecharlos en días de escasez. Te recomendamos priorizar, en medida de lo posible, otros medios de transporte sustentable como bicicleta, transporte público y caminar. En caso de que necesites usar tu automóvil:

Maneja sólo lo necesario. La mejor manera de reducir el consumo de gasolina es simplemente conducir menos su automóvil. Maneja tu auto sólo cuando realmente lo necesites. Si solo necesita viajar unas pocas cuadras, la mejor opción es caminar o incluso andar en bicicleta. No sólo ahorrarás combustible, sino que el ejercicio te hará mucho bien.

Compartir viajes. Procura hacer un sistema de viaje compartido con tus vecinos, familiares y compañeros de trabajo. Si entre todos usan un vehículo podrán cooperar y será más fácil ahorrar.

Optimiza trayectos. Por ejemplo, si un camino es más corto pero incluye numerosos semáforos, subidas, topes y empedrados, es probable que gastes más gasolina que en un camino más largo con menos paradas y calles niveladas.

Cambia la forma en que manejas. Muchos conductores no conectan el consumo de combustible de su vehículo a sus prácticas de manejo. Conduce siempre a la velocidad o debajo del límite de velocidad, especialmente en carreteras y autopistas. Evita aceleraciones rápidas y elevar tus RPM excesivamente. Acelerar y frenar constantemente aumenta el consumo de gasolina.

Mantenimiento al día. Es importante tener un mantenimiento general adecuado. Evitar el mantenimiento de rutina puede afectar negativamente la calificación de kilómetros por litro de tu vehículo. Cambia el aceite y el filtro de aceite como se sugiere en el manual del propietario, rota y alínea correctamente las llantas y mantenlas infladas correctamente. Reemplaza regularmente las piezas, como los filtros de aire y las bujías.

Agiliza tu automóvil. Primero, hazlo perder peso sacando todos los artículos innecesarios, por cada 45 kg que quitas el consumo mejora aproximadamente 2%, dependiendo del vehículo. Evita guardar el equipaje encima de tu vehículo. Quita las barras del toldo si es que las tienes equipadas. Mantén las ventanas cerradas: cuanto más aerodinámico sea, mejor será la eficiencia de combustible.

Minimiza el Aire Acondicionado. Habrá ocasiones, por supuesto, que será necesario usar aire acondicionado; sin embargo, úsalo con moderación. Si necesitas elegir entre mantener tus ventanas abajo o usar el aire acondicionado a altas velocidades, usa el aire acondicionado en una configuración baja.

Asegúrate de que la tapa de gasolina esté ajustada. Siempre revisa que esté bien cerrada la tapa del tanque. La gasolina es un líquido con alto grado de evaporación, es muy importante que no haya probabilidad de fuga y que la tapa esté en buen estado.