Texto y fotos: Cultura Edomex

Inauguración

Con gran entusiasmo por parte de las y los vallesanos y vecinos del municipio, inició el 27 de octubre la XVI edición del Festival de las Almas, fiesta que a lo largo de nueve días enalteció las costumbres, tradiciones y fortalecerá la identidad de las y los mexiquenses.

El programa abrió con la exposición pictórica del “Grupo Tlapa”, la cual presentó 56 obras en diversas técnicas, elaboradas por veinte artistas de Valle de Bravo, quienes trabajaron de la mano del maestro Gildardo Uribe.

Posteriormente, la Plaza Central fue invadida por público infantil de los cuatro hasta los 12 años de edad, caracterizados de lobos, quienes con el proyecto colectivo “Las bestias danzan”, por medio de cinco marionetas de gran formato de lobo y una de venado, representaron junto con las niñas y niños participantes la cadena alimenticia al cazar al venado, y contribuyeron a concientizar acerca del peligro de extinción de las especies.

De forma simultánea, el foro jardín recibió el concierto del disco “El hilo invisible”, a cargo de la voz de Jaramar y el cuarteto Latinoamericano, quienes deleitaron a los presentes con canciones de amor como “La rosa enflorece”, “La primera vez” y “Adiós querida”, cuyo material recibió un Latin Grammy en 2016.

Poco después de las 18:00 horas, se llevó a cabo la ceremonia oficial de inauguración encabezada por Marcela González Salas, Secretaria de Cultura, acompañada por Mauricio Osorio Domínguez, Presidente municipal de Valle de Bravo.

La titular de la cultura en la entidad manifestó que el Festival de las Almas busca encontrarnos con las tradiciones, siendo el Día de Muertos la que más une a los mexicanos, brindando la oportunidad de disfrutar la vida a los que seguimos vivos.

La jornada del primer día concluyó con el concierto de apertura a cargo de la Orquesta Sinfónica del Estado de México (OSEM), bajo la batuta de Gabriela Díaz Alatriste, quien brindó un programa del músico argentino Astor Piazzolla con “Invierno Porteño”, “Oblivion”, “Otoño Porteño”, “Milonga del Ángel” y “Adiós Nonino”, melodías en las que se contó con la presencia de César Olguín en el bandoneón. En la segunda mitad del concierto se interpretó la Sinfonía Fantástica del artista romántico por excelencia Héctor Berlioz.

La noche se iluminó con la magia de los fuegos pirotécnicos a cargo del Instituto Mexiquense de la Pirotecnia con una cascada de luz que iluminó la mariposa monarca, imagen del Festival de las Almas 2018.

Segundo día

La segunda jornada del Festival de las Almas ofreció al público mexiquense y a los visitantes del Pueblo Mágico de Valle de Bravo conciertos que muestran el talento y la riqueza cultural de México y Colombia. 

Además, la escultura, el teatro y la música coral, cautivaron a las y los asistentes en los diversos escenarios donde se desarrolla la XVI edición del Festival de las Almas 2018.

Fue en el Jardín Central de Valle de Bravo donde, como parte de la Muestra Regional de Música de Zona Centro, se presentó “Raíces”, agrupación que nació en 2016 en Toluca, por iniciativa de Roberto Macías, quien tuvo la inquietud de fusionar la música mexicana y el jazz. El público de todas las edades disfrutó de su singular ritmo, caracterizado por tocar melodías propias del jazz fusionadas con canciones regionales mexicanas, al que se incorporan bases rítmicas del mariachi, bolero, vals y balada ranchera, entre otros.

De la Ciudad de México y también como parte de esta muestra regional se presentó el “Quinteto de Claudia Arellano”, el cual es un proyecto que busca fomentar la música tradicional del jazz en México. Las composiciones de Claudia Arellano y los arreglos de esta agrupación tomaron vida en un sinfín de colores e improvisaciones que se unieron a la fiesta en torno al Día de Muertos. 

La noche se vistió de magia con la presencia de Edmar Castañeda y su trío, en la Alameda Bicentenario “La Velaria”, escenario donde el colombiano enamoró al público cuando salió al escenario a tocar el arpa para presentar lo mejor de sus composiciones. Recién llegado de República Dominicana, Edmar Castañeda ofreció un concierto sin igual ya que transmitió a las y los asistentes emociones que fueron desde la melancolía, el llanto, la alegría, las ganas de bailar y, por supuesto, el asombro ante la muestra de su talento. Al finalizar, Edmar y su trío interpretaron “Cielito Lindo”, pieza con la que hizo vibrar a Valle de Bravo y complació a un público que con aplausos no lo dejaban salir del escenario.

Por su parte, en el Jardín Central, la lluvia tampoco impidió seguir disfrutando de “David y el Zapotal”, quienes pusieron calor a la velada con ritmos folclóricos, latinos y música tradicional generados con una mezcla de contrabajo, batería, percusiones, guitarras, ukulele, trombón y saxofón. David Negrete y la banda denominada “Zapotal” deleitaron al público con canciones de su último disco “Visa”, como “Canto al llanto” y “Ruido”, e invitó a cantar a los espectadores el coro de “Absurda realidad” y “Frutita”; la banda mexicana tuvo tanto éxito que los asistentes los hicieron regresar al escenario en un par de ocasiones con sus aplausos.

En esta segunda jornada del Festival de las Almas inauguraron la exposición escultórica y de pintura del maestro Luis López Loza en el Museo “Joaquín Arcadio Pagaza”, la cual está compuesta por siete esculturas elaboradas en madera, mármol y cerámica, cuatro pinturas en técnica mixta, 10 grabados y tres libros del artista mexicano, los cuales estarán en exhibición hasta el 2 de diciembre.

El Coro Comunitario de Valle de Bravo, compuesto por 35 niñas y niños de comunidades del municipio, arribó al Foro Jardín donde mostraron su talento y calidad vocal, poniendo a cantar al público presente con melodías como “México en la piel”, “Ventanita morada”, “La Bikina”, “Canción mixteca”, “Llorona”, “Un poco loco”, de la película Coco, así como la canción de su autoría “Tierra tú eres, tierra yo soy”, melodías con las que el público participó en los coros y aplaudiendo al ritmo de la música. 

En este mismo Foro, se presentó la agrupación “Tlakuiloli, leyendas prehispánicas de Metepec”, quienes lograron captar la atención de los más pequeños mediante el teatro, la poesía y la danza, artes a través de las cuales contaron tres leyendas.

Tercer día

Las múltiples actividades del Festival de las Almas continuaron poniendo sabor a la llovizna con música en el Foro Jardín.

El primer número corrió a cargo del dúo conformado por la vocalista María Inés Montilla y Aníbal Barraute en el piano con su proyecto “Del tango al diván”, donde contaron la historia del tango en Argentina entretejiendo tangos populares en las milongas, desde la perspectiva de la lírica y el psicoanálisis. Montilla habló del tango en las décadas de 1920, 1930 y 1940, cuando muchas orquestas competían para obtener un lugar en el universo tanguero e interpretó “El Choclo”, con la cual, parejas de milongueros se animaron a sacar sus mejores pasos de tango bajo la lluvia.

Unos minutos más tarde, ese mismo escenario recibió a la agrupación de compositores Guerrero Jazz, originarios de Chilpancingo, Guerrero, quienes pusieron sabor a la tarde-noche, abriendo con “Por los caminos del sur”, seguido de “Bésame Mucho”, de Consuelo Velázquez. Guerrero Jazz es una propuesta de la Muestra Regional de Música 2018 y está conformado por Ricardo Puente, en la batería, Jesús Peralta, en las Congas, Óscar Aburto, en la percusión, Josué Hernández, en el bajo, y Emmanuel Nieves, en el piano, quienes interpretaron melodías de su tercer material discográfico denominado “Mi sentimiento Guerrerense” como “Opening”, además de música inspirada en su estado como “Acapulqueña”.

Para cerrar el primer fin de semana de la XVI edición del Festival de las Almas 2018, se presentó en el Jardín Central de Valle de Bravo la obra de teatro “Los niños caballero”, con la fascinante historia de dos hermanos que emprenden una lucha contra la miseria y la enfermedad. Esta puesta en escena de Arturo de Dios Palma, permitió a niños y niñas asistentes, conocer más sobre la forma de vida de los infantes de la Montaña de Guerrero, además de generar conciencia entre el público por la maestría con que se fusiona la visión náhuatl y la leyenda de los “caballeritos”.

Más tarde, en este Pueblo Mágico, La Velaria recibió al Ballet Folclórico del Estado de México, que llenó de color y ritmo este festival. La agrupación que fue recientemente nominada a las Lunas del Auditorio, ofreció un espectáculo con lo más representativo de la tradición de nuestro país y, por supuesto, del Estado de México. Acompañado por el grupo “Los Arrieros”, el Ballet Folclórico del Edoméx permitió a las y los asistentes viajar por la República mexicana a través de bailes tradicionales, de ritmos propios del norte, del sur y del centro del país.

Cuarto día

El programa musical del XVI Festival de las Almas continuó en esta edición con las presentaciones de Nikolas Murdok, Nana Pancha y Sonido San Francisco, quienes fueron los encargados de iniciar actividades en el foro del estadio de futbol “La Capilla”, de este Pueblo Mágico.

Con su estilo personal, autodenominado folk-hop, Nikolas Murdok fue el primero en subir al escenario para impresionar al público vallesano con piezas de su álbum debut Born Broken y de su más reciente material discográfico Resilence, así como versiones propias de canciones como “Skyfall” y “Clint Eastwood”, a las que imprime su sello personal, basado en el uso de un loop pedal.

Acto seguido, una de las bandas pioneras del movimiento ska en nuestro país, Nana Pancha, subió al escenario para poner a bailar a sus seguidores y público que acudió a este foro vallesano y a ritmo de ska disfrutó de la calidad de esta agrupación con más de 20 años de trayectoria en la escena musical.

Previo a su participación en este festival, durante la conferencia de prensa conjunta, Abraham Torres “El Muñeco”, vocalista de Nana Pancha destacó la inclusión de conciertos de este género en festivales de esta magnitud, ya que dijo, es darle espacios a los jóvenes que desean expresarse y buscan más espacios para la convivencia social a partir de la música, por lo que agradeció a los organizadores la oportunidad de presentarse por primera vez en Valle de Bravo.

Para finalizar esta noche de baile y buena música, “los primos” del Sonido San Francisco continuaron la velada de baile con su cumbia electrónica, al ritmo de sus grandes éxitos “El género romántico”, “Sonidero total” y “Vacílela”, entre otras piezas de esta ecléctica propuesta musical que los ha llevado a presentarse en importantes foros a nivel nacional, así como en países como Colombia.

Por su parte, Sebastián Cárdenas, líder de Sonido San Francisco destacó el papel que han jugado las nuevas tecnologías para la difusión y comercialización de la música en la actualidad ya que permite tener una presencia más amplia, aunque también representa un mercado más competitivo por la inclusión de más actores.

Quinto día

La quinta noche del Festival de las Almas se llenó de alegría con las movidas y contagiosas canciones que la agrupación argentina “Los Caligaris” presentó en el Estadio Bicentenario “La Capilla” de este municipio. La banda musical, formada en 1997, salió al escenario con notable energía, invitando al público que ha seguido de cerca las actividades del XVI Festival de las Almas en Valle de Bravo, a bailar y cantar para hacer de la noche, la más feliz del mundo, en la cual presentaron temas de su más reciente producción “Espíritu payaso”.

Las y los asistentes soltaron un estruendoso grito a manera de bienvenida a los integrantes de Caligaris que visitaron por primera vez el Pueblo Mágico. El escenario, lleno de color y elementos circenses, comenzó a brillar con las luces multicolor y con la entonación de melodías como “Razón”, “Añejo W”, “Oasis”, “Quereme así”, “Saber perder”, “Sueños”, “Bolso gris”, “Kilómetros”, entre muchas otras que el público no dejó de corear.

Este concierto se caracterizó por ese espíritu payaso al que se unieron, niñas, niños, jóvenes y personas mayores, quienes estuvieron bailando y mostrando su admiración por este tipo de música positiva para toda la familia. La fusión de diversos géneros musicales sumados a su propuesta de aires circenses, ofrecieron al público un innovador estilo de canciones.

Sexto día

Una vez más el XVI Festival de las Almas se llenó de ritmo, en esta ocasión con las presentaciones de las bandas Ellie Noise, The Guadaloops, LNG SHT y Los Estrambóticos, que ofrecieron un recital en el estadio de futbol “La Capilla”, de Valle de Bravo. Público de todas las edades se dio cita para disfrutar los ritmos que impactaron a los presentes, haciéndolos cantar y bailar durante las casi cuatro horas que duró el concierto.

LNG SHT fue el encargado de arrancar la presentación y, con su característico estilo, hizo gozar a sus seguidores, quienes además de disfrutar de éxitos como “Sin cuenta”, “¿Quién Pompo?” y “Llaves, teléfono y cartera”, pudieron estar muy cerca del rapero, cuando bajó del escenario, donde sus fans aprovecharon para tomarse fotos.

Posteriormente se presentó Ellie Noise, quien además de presentar su más reciente sencillo “Almanaque”, cantó éxitos como “Aire frío”.

Del mismo modo subieron al escenario The Guadaloops, cuyos integrantes prendieron al público en cada una de sus interpretaciones, muestra de una completa fusión de ritmos, como ellos la definen, está preparada con cierto folclor y originalidad a la hora de elegir los ritmos.

Finalmente, para cerrar con broche de oro, llegaron Los Estrambóticos, quienes a ritmo de rock y ska complacieron a su público, que no dejó de corear la música de la agrupación que por casi una hora llenó el lugar con melodías como “La Cerveza y el dolor,” “Peter Punk” y “Gracias”.

Séptimo día

Dos años pasaron para que Sabo Romo y la élite de la música mexicana se diera cita en el Festival de las Almas para realizar un concierto único con Rock en tu idioma, que en esta ocasión fue sinfónico, para unir generaciones a través de la música que tuvo éxito en las décadas de 1980 y 1990.

“Mátenme porque me muero”, gritó Romo, emblemático miembro de Caifanes, y los asistentes le siguieron con el coro, que prendió a los presentes para iniciar con una noche llena de energía.

Entre las canciones interpretadas destacaron “Sólo por hoy”, “El Diablo”, “Paquita disco”, “Bolero falaz”, “El esqueleto”, “El son del dolor”, “Lobo-hombre en París”, “Beber de tu sangre”, “La muralla verde”, “Alármala de tos” y “Kumbala”, por mencionar algunas rolas que marcaron una época de la música en español.

En cada interpretación, los miles de asistentes cantaban y coreaban, para demostrar que la música rompe barreras y nos une, hecho que creó un gran ambiente en un concierto espectacular.

Para Sabo Romo, impulsor de este proyecto, la reunión es por la música y para la música, para que todos puedan disfrutar de una época que marcó la pauta sonora en América y España.

Aunque algunas veces sea difícil que las agendas coincidan, cada uno de los músicos se presenta con la misma energía que en sus inicios, para proyectar esa pasión dentro y fuera del escenario.

Para esta presentación se contó con la participación de músicos como Héctor Quijada y Lino Nava, de La Lupita, Piro Pendas, de Ritmo Peligroso, María Barracuda y Ugo Rodríguez, de Azul Violeta, Jorge Amaro, de Fobia y JotDog, Sergio Santacruz y Humberto Calderón, de Neón, así como Abulos, de Víctimas del Dr. Cerebro, todos acompañados por la Camerata Metropolitana.

Octavo día

Toda una fiesta en honor a los muertos se vivió con el Desfile de comparsas, en el penúltimo día de actividades del XVI Festival de las Almas que se ha desarrollado con éxito gracias a la activa participación de los vallesanos, vecinos y visitantes, quienes desfilaron por las principales calles del pueblo mágico.

El desfile inició en las afueras del Estadio Bicentenario “La Capilla” y fue encabezado por Ivett Tinoco García, Directora General de Patrimonio y Servicios Culturales, y Mauricio Osorio Domínguez, Presidente municipal de Valle de Bravo, acompañado de su familia, quienes pusieron el ejemplo vestidos de catrinas y catrines.

Poco después de las 16:00 horas, inició el recorrido por la calle Independencia, cuyas aceras y balcones estaban abarrotados de gente a la espera de ver pasar el espectáculo.

Posteriormente, rodearon la Presidencia municipal y siguieron su camino por las calles empedradas de Valle de Bravo, llenándolas de alegría, asombro, música y color, hasta llegar a la Alameda Bicentenario “La Velaria”.

Los participantes fueron estudiantes de secundaria, preparatoria y licenciatura de algunas escuelas de los municipios de Tejupilco, Villa Victoria, Santo Tomás y del municipio anfitrión, con sus delegaciones aledañas.

Sin embargo, desde la primera cuadra, algunos de los espectadores se volvieron partícipes de la fiesta y continuaron el camino bailando y caminando junto con las comparsas.

En el recorrido se apreciaron catrinas con amplios vestidos de folclor mexicano, con maquillaje multicolor y pedrería que resaltaba sus rostros, así como de catrines, muy gallardos vestidos de charro y con traje y algunos hasta a caballo.

La creatividad de los carros alegóricos en forma de barcos, calaveras u ofrenda, mostraban la muerte de una forma divertida y poética y estuvieron decorados con la tradicional mariposa monarca, que llega en esta época al Estado de México, además de la flor de cempasúchil, siendo escoltados por calaveras de cartón, unicel y tela.

De esta manera, a pesar de la llovizna, familias enteras que salieron a las calles a presenciar el desfile, cantaron y aplaudieron el trabajo de las y los jóvenes mexiquenses.

Noveno día

Tras nueve días de intensa actividad artística y cultural, el Festival de las Almas 2018 llegó a su fin.

En su XVI edición, la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de México ofreció teatro, cine, danza, música, muestras gastronómicas y exposiciones, además de la participación de la gente en el desfile de catrinas y catrines, así como en el paseo de las Almas, carrera recreativa que por primera vez abrió inscripciones para correr medio maratón.

La XVI edición del Festival de las Almas concluyó con una emotiva ceremonia de clausura en la que, previo a la presentación de la leyenda cubana Eliades Ochoa, se premió a los ganadores del certamen “Piro musicales. Almas desde el cielo”.

Artesanos de la pirotecnia dejaron ver su creatividad e inmenso trabajo con la pólvora, donde el primer lugar fue para Fabiola Urban, de Tultepec, el segundo lugar para Luis Hernández, de Temascalapa, y el tercer sitio para Celso Silva, de Almoloya de Juárez.

Posteriormente, Marcela González Salas, Secretaria de Cultura en la entidad, clausuró oficialmente el Festival de las Almas, no sin antes refrendar su compromiso con estas actividades para fortalecer, a través de ellas, a nuestra sociedad.

Con un cálido saludo del Gobernador de Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, González Salas compartió que éste es uno de los mejores festivales culturales que tiene nuestro país.

Después del acto protocolario, el público que llenó la Alameda Bicentenario “La Velaria”, aplaudía por escuchar a Eliades Ochoa, continuador de la música cubana que ha recorrido el mundo para mostrar el encanto del son.

El concierto puso el ritmo a esta clausura con temas como “Estoy como nunca”, “Cambio de profesión”, “Saludos compay”, “El manicero”, “El carretero”, “Píntate los labios María” y, recordando a su gran amigo Compay Segundo interpretó “Chan Chan”.

Las y los asistentes bailaron y cantaron con Eliades Ochoa, quien a través de la música logró transportar a los presentes a un paseo por la mítica isla.

Sigue a Cultura Edomex en sus redes sociales: